Autobús


Lo que sucede en el momento sucede en el presente.

Lo inmediato sucede en seguida, sucede después de ese presente.

Dibujar en un autobús en marcha posibilita valorar el tiempo incluso más todavía. No hay tiempo para nada. Sólo lo inmediato. Lineas a toda velocidad, sombras que se transforman con los inesperados volantazos, personajes nuevos y antiguos que desaparecen. En ese tablero me he sentado a dibujar estos últimos dias en dos cortos trayectos de menos de cuatro minutos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s